Iniciar sesión Registrarse Abrir menú de navegación

Monstruos El prodigio de los Dioses

Sinopsis

Monstruo, ser fantástico que causa espanto. Ser que presenta anomalías respecto a su especie. Aquello que resulta excesivo. Monstruoso es lo extraordinario.
Calderón de la Barca, en muchas de sus obras, coloca como protagonista a uno de estos monstruos acompañándolos, en ocasiones, de profecías que anuncian, desde antes de su nacimiento, que serán los culpables de una fatalidad. Es por ello que los otros humanos, los encierran, los esconden, previniendo así al mundo del mal que les causaría su libertad. En esta pieza, partiendo de textos como La hija del aire, El monstruo de los jardines y El mayor monstruo del mundo, y con ecos de otros personajes como Segismundo, de La vida es sueño, nos preguntamos si no son el miedo, la represión y, en definitiva, la violencia los verdaderos padres de estos monstruos.
En escena Semíramis, Aquiles y Herodes, tres monstruos pertenecientes a estas tres obras de Calderón, contarán sus historias desde su punto de vista. Entrelazando así, narración en voz de los propios personajes, y escenas de dichas obras. Se trata de tres viajes que van de la prisión a la libertad. Del engaño al conocimiento de la identidad. Del amor a la perdición más absoluta. Quizás, entiendan por qué un día, en un mundo de humanos, despertaron enjaulados como bestias. Por qué se les teme. Y por qué el miedo les arrojó a perder lo que más querían.

La puesta en escena pretende acercarse a ciertos aspectos del mundo poético de Calderón, principalmente a aquellos que nos permiten fantasear con ideas tan generosamente elocuentes y plásticas como el sueño, la vigilia, la suspensión, la caída, el encierro, la muerte y la divinidad, entre otras. En escena tres actores, un pianista, video escena y espacio sonoro para descodificar un generoso mundo poético en palabras, sonidos e imágenes que comuniquen con el espectador de hoy la tragedia que supone no formar parte de lo cotidiano, de lo ordinario, ni de lo aceptado como normal. Acercarnos a personajes fuera, no solo de la convención social, sino también de la ética. Personajes enfrentados a sí mismos y en conflicto con el resto del mundo, pues los cataloga como monstruos. El ser frente a la diferencia. Este montaje pretende también posicionarnos ante nuestra capacidad real de empatía, tolerancia y escucha hacia todo aquello que nos es, en esencia, ajeno. Pero, por encima de todo, indaga en la responsabilidad que el miedo y la violencia tienen en el origen de la monstruosidad.

Duración:

Ver dossier

  • Monstruos El prodigio de los Dioses
  • Monstruos El prodigio de los Dioses